El Estatuto de Cantabria


España se organiza como un Estado Autonómico en el que el poder político se comparte entre el Estado y las Comunidades Autónomas. La Constitución de 1978, "garantiza y reconoce el derecho de autonomía de las nacionalidades y regiones".

Previo a la Constitución, Cantabria intentó acceder al estatus preautonómico, pero no se le permitió. En consecuencia, hubo de esperar a la aprobación de la Carta Magna para que, a través de la aplicación de su artículo 143, accediera a la autonomía, siendo la primera Comunidad Autónoma en conseguir ese rango sin haber disfrutado antes de régimen preautonómico.

El Estatuto es la expresión jurídica de la identidad y personalidad histórica y cultural de Cantabria como comunidad diferenciada.

A través del Estatuto se definen las competencias de la Comunidad, sus órganos institucionales, se establecen los órganos y competencias de la Administración de Justicia, Hacienda y Economía, el Régimen jurídico de la Administración Autonómica, y los procedimientos de reforma del propio Estatuto. La norma actualmente vigente es la siguiente:

Estatuto de Autonomía de Cantabria